FORMACIÓN: TUTORÍAS AFECTIVAS

El programa de “TUTORÍAS AFECTIVAS” (TAF) es un recurso de convivencia, que promueve la construcción de espacios emocionales seguros en la vida escolar de aquellos niños y niñas, que por distintos motivos manifiestan dificultades personales en los centros educativos.

Tras una trayectoria de trabajo de más de 10 años, integrando conceptos de la Teoría del Apego, la Teoría Emocional, las Neurociencias y Personalidad y la Psicología Fenomenológica, la tutoría afectiva tiene como objetivo dar una respuesta al acompañamiento que los profesionales de la educación hacen a los alumnos y alumnas en el ámbito escolar.

HISTORIA

La HISTORIA del Programa de Tutorías Afectivas se inicia en Gran Canaria, en el año 2001, cuando un grupo de profesoras, envueltas en la inquietud de encontrar “herramientas” que le ayudaran a abordar los problemas de convivencia en los centros educativos, conocen a un grupo de psicólogos, quienes estaban formando a otros profesionales en una determinada perspectiva de la psicología y de la psicoterapia, denominado enfoque postracionalista. A partir de ese momento, surge una estrecha colaboración mutua entre profesoras y psicólogos, a través de la cual surge el Programa de Tutorías Afectivas.

Entre los años 2001 y 2007, toma forma dicho programa, que se va puliendo progresivamente mediante su puesta en práctica en el IES Augustín Millares, CEIP Laurisilva y el IES LILA. Esta primera fase, finalizada en el año 2007, culmina con la presentación del programa en seminarios y congresos, y la redacción del artículo “Tutorías Afectivas. El papel del profesorado en la estabilidad emocional del alumno”, publicado en Cuadernos de Pedagogía.

A partir del año 2007, de mano de la psicóloga y psicoterapeuta Karina Tiripicchio, el Programa cobra un nuevo impulso y se consolida, puesto que no solo se implementa en numerosos centros, sino que se va renovando en función de las nuevas demandas y exigencias surgidas en los distintos centros educativos.

CENTROS EDUCATIVOS EN DONDE SE HA IMPLEMENTADO LAS TUTORÍAS AFECTIVAS

OBJETIVOS

  1. Comprender la manera única del alumno de regularse emocionalmente.
  2. Proporcionar experiencias de inter-regulación emocional “novedosas”, que faciliten la estabilización personal dentro del contexto educativo.
  3. Reconocer las Fortalezas Personales (Resilencia).
  4. Disminuir las conductas disruptivas.
  5. Conseguir objetivos curriculares.
  6. Aportar información útil sobre el alumno al resto del profesorado

FASES

  • FORMACIÓN DE PROFESORES

  • ELECCIÓN DE TUTORES AFECTIVOS

  • ELECCION DE ALUMNOS

  • CONSTRUCCION DEL ESPACIO DE TUTORIA: FISICO, TEMPORAL Y AFECTIVO

METODOLOGÍA

  1. Crear un vínculo afectivo de calidad “positiva”.
  2. Considerar la experiencia del alumno en su gestación histórica, personal y encarnada de hacerse efectiva.
  3. Investigar y acceder a las historias individuales, a las vidas únicas de los alumnos.
  4. Aprehender las experiencias del alumno, mediante una actitud a-teórica y a-reflexiva.
  5. Mostrar “simpatía” por la vida del OTRO.
  6. Entender la Gestión Emocional.
  7. Favorecer la reflexión y comprensión del alumno consigo mismo.

FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA

  • Teoría del Apego y del Vínculo Afectivo.
  • Psicología del desarrollo y de las emociones.
  • Tipificación psicológica de la Personalidad, según las posibles tendencias emocionales.
  • Un teoría de la personalidad en continuidad con la Psicopatología.
  • Un método, la indicación formal, a la hora de acceder a la experiencia de ser sí mismo del alumno.
  • Una teoría fenomenológica del cuerpo, a partir del ser-encarnado e histórico que somos.

SUGERENCIAS PARA LA ENTREVISTA

  • Sé tu mismo/a.
  • Despierta la emoción de la Curiosidad.
  • Mira a los ojos, evita distraerte (con otros profesores, otros alumnos, móvil, etc.).
  • “Rome el hielo”: comienza a explorar preguntando acerca de asuntos de baja carga emocional.
  • Escucha sus ideas, sus opiniones. Aunque te resulte difícil entenderlos, respétalos.
  • Cada experiencia no comprendida, te invita a preguntarte: háztela!
  • No juzgues, y no prejuzgues.
  • Facilita la expresión emocional, acepta sus emociones, evita redefinirlas.
  • No personalices sus reacciones, sus actitudes aunque se dirijan hacia ti.
  • Realiza comentarios para comprobar que entendiste lo que te cuenta.
  • Son mejores las preguntas abiertas.
  • Las preguntas cerradas son buenas para ayudar a definir, a posicionarse.
  • “Mucha Paciencia, Nada de Prisa”.
  • Practica la “simpatía” por la otra persona, es decir, la capacidad de mirar los “horizontes” según como la vida es realizada por el alumno.

VIDEOS A COMPARTIR

“Podemos hablar de modo inteligible de impresiones análogas experimentadas ante una puesta de sol. Existe una especie de comprensión mutua e incluso compartida. Esta especie de comprensión es ciertamente dudosa; el malentendido no sólo es posible, sino también el pan de cada día en la conversación”

(Ricoeur, P., Lo que nos hace pensar. La naturaleza y la regla, 1999, pp. 67-68).

“El modo de ser de un niño es un poder-ser, es pura posibilidad, incluso aunque su libertad de cambio no sea total y tenga con ello que asumir las determinaciones de la propia existencia”.

LAS TUTORÍAS AFECTIVAS EN IMÁGENES

VÍNCULOS

RESPONSABLE DEL PROGRAMA

Psicóloga y Psicoterapeuta del Centro Mencey

Karina Tiripicchio

Responsable del Programa de Tutorías Afectivas

BIBLIOGRAFÍA